Centro Reiki en Tomares

Terapia Reiki y Digitopuntura en Sevilla

La Crisis de Sanación (o las agujetas del Reiki…)

Hoy voy a hablaros sobre un hecho, cuanto menos curioso, que ocurre en contadas ocasiones, y mediante el cual, al paciente, unas horas después de recibir una sesión de Reiki, en lugar de notar una inmediata mejoría, siente un ligero empeoramiento de sus síntomas, que puede prolongarse por unas horas e incluso unos días. Es lo que se conoce como crisis de curación o crisis de sanación y aunque pudiera parecer contradictorio, realmente no es una señal de que algo anda mal con el Reiki o que el terapeuta no está realizando un buen trabajando. En realidad, suele ser todo lo contrario...!

Lo normal, es no tener crisis de curación en absoluto, y obviamente esto sucede tan solo a una minoría. Y la casuística es enorme. No hay pautas determinadas. Se dan casos tanto en pacientes que tienen su primera sesión como en aquellos que ya han tenido varias sesiones exitosas. Otros, incluso, pueden tener tratamientos regulares de Reiki durante años y tener repentinamente una crisis de curación. Cada caso es diferente y no es una buena idea comparar la experiencia de una persona con otra.

Cuando se produce esta agudización temporal de los síntomas después de un tratamiento de Reiki, es una indicación de que el sistema está reequilibrando y limpiando lo que no sirve a sus propósitos por más tiempo. Estamos eliminando toxinas desde un punto de vista físico y pensamientos y experiencias anteriores negativas, desde un punto de vista emocional.

Para ilustrar por qué esto podría suceder, imaginaos que vais a limpiar un cajón y organizar su contenido. Este proceso creará un desorden temporal al vaciar el cajón. Sin duda descubrirás cosas que ya no estés usando o que ya no quieres en tu vida. Estas cosas tienen que ser purgadas antes de continuar. Una vez que hayas hecho eso, podrás colocar el resto del contenido ordenadamente en el cajón. El desorden era necesario de forma previa a la organización. Otro símil que puede ayudar a entender este hecho, como indico en el título del artículo, son las agujetas que a veces podemos sufrir cuando realizamos deporte. Al igual que nuestro cajón desordenado o nuestros músculos doloridos por el ejercicio, nos pueden hacer dudar inicialmente, al pasar un breve lapso de tiempo esa sensación desaparece y nos sentimos mejor dispuestos a continuar realizando ejercicio y satisfechos con nuestro cajón ordenado.

De la misma forma que en los ejemplos anteriores, el paciente de Reiki que sufre crisis de sanación, al poco tiempo de notar ese ligero empeoramiento de sus síntomas, comienza a percibir todo lo contrario y a sentir como los beneficios de la sesión de Reiki llegan a su cuerpo. 

Si este es tu problema, consúltame y te explicaré con detenimiento y sin ningún compromiso para ti, qué es Reiki y como puede ayudarte a mejorar tu calidad de vida, terminando con tus dolencias físicas o emocionales.

Pulsa aquí y solicita tu cita sin compromiso. También puedes llamarme al 955761898