Centro Reiki en Tomares

Terapia Reiki y Digitopuntura en Sevilla

Los Puntos Gatillo, causantes del dolor.

La investigación ha demostrado que los puntos gatillo son la causa principal del dolor en al menos el 75 por ciento de los casos y son un factor relevante en casi todas las situaciones en que hay presencia de dolor.

 

Un punto gatillo, es un tipo de rigidez muscular, resultado de nudos de contracción diminutos que se desarrollan en el tejido muscular  cuando un área del cuerpo se lesiona o sufre sobrecargas. La medicina convencional cada vez les va dando mayor importancia.
Una característica distintiva de los puntos gatillo es algo que se llama dolor "referido". Esto significa que los puntos gatillo reflejan o “envían” el dolor a algún otro lugar en el cuerpo, por lo que los tratamientos convencionales para el dolor a menudo fallan al asumir erróneamente que el problema se encuentra en la zona dolorida y por lo tanto dejan de evaluar correctamente el resto del cuerpo para encontrar la causa del  dolor.
Voy a daros un poco de información valiosa acerca de los puntos gatillo que espero os anime a considerar la posibilidad de que los puntos gatillo pueden ser el eslabón perdido en vuestra búsqueda de alivio.

 


¿Qué desencadena un punto gatillo?
Los puntos gatillo pueden aparecer como resultado de traumatismos musculares (por accidentes, caídas, lesiones deportivas, etc.), de tensión muscular, por movimientos repetitivos en el trabajo o deporte, tensión postural al permanecer de pie o sentado inapropiadamente por largos períodos de tiempo, el estrés emocional, ansiedad, alergias, deficiencias nutricionales e inflamaciones. Un solo evento puede iniciar un punto gatillo, y puedes sufrir los efectos durante el resto de tu vida mientras ese punto de activación no se trate adecuadamente.
Una reacción instintiva de tu cuerpo para protegerse ante determinas situaciones es mediante la alteración de la forma en que te mueves, te sientas, o permaneces de pie, lo que genera  tensiones  anormales en los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones. Esto produce desequilibrios de flexibilidad en los músculos, así como disfunciones posturales en todo su cuerpo.
Si eso no fuera suficiente, el flujo de sangre puede llegar a restringirse y cuando eso sucede tanto en sus sistemas nerviosos periférico y central comenzará a enviar señales de dolor, por lo que la evaluación y el tratamiento aún más difícil. Es por eso que algunos expertos creen que los puntos gatillo son la etapa inicial de la fibromialgia. 

 


Para ilustrar mejor el proceso, he aquí un ejemplo de cómo un punto gatillo en un músculo puede causar dolor, ciática, o una hernia de disco trasero. El lugar más común para un punto de activación se encuentra en el músculo de la espalda baja llamado el cuadrado lumbar (QL), que se encuentra justo encima de las caderas. Independientemente de qué tipo de evento desencadena el punto gatillo, su QL poco a poco tendrá disfuncionalidad que limitará su uso, y se debilitará. A medida que el QL se convierte en cada vez más disfuncional, se alterará la posición de la pelvis. A medida que la pelvis se vuelve disfuncional, forzará la columna vertebral en una curvatura anormal que pondrá presión anormal en el disco. Con el tiempo, el disco empezará a abultarse. Esta situación va a empeorar progresivamente, afectando su calidad de vida en general. La depresión es en estos casos una de las consecuencias en muchos pacientes. Todo esto a partir de un solo evento que se produjo en un momento en el tiempo.
¿Tienes puntos gatillo?
Todo el mundo tiene puntos gatillo; la cuestión es el grado. Si tienes dolor persistente, o presión, o restricción de ciertos movimientos, es bastante probable que estés experimentando los efectos de un punto gatillo. Los puntos gatillo pueden producir síntomas tan diversos como mareos, dolores de oído, sinusitis, náuseas, ardor de estómago, arritmia, dolor genital, y entumecimiento en las manos y los pies.
Los puntos gatillo pueden provocar dolores de cabeza, el cuello y dolor en la mandíbula, dolor de espalda, ciática, codo de tenista y el síndrome del túnel carpiano, y multitud de dolencias más. Son la fuente del dolor articular en el hombro, la muñeca, la cadera, la rodilla y el tobillo que se confunde a menudo artritis, tendinitis, bursitis, o lesión de ligamentos. Si piensas que esto es una exageración, o bien quieres profundizar en el conocimiento de los puntos gatillo te sugiero un libro “¿Por qué nos hacemos daño: un examen físico completo y Guía Espiritual para la curación de su dolor crónico, (Dr. Greg Fors)”, en el que explica precisamente por qué muchas de las enfermedades tienen su origen en los puntos gatillo .
Éstos son algunos de los síntomas más que usted debes relacionar con la existencia de puntos gatillo: 
• si tienes el síndrome de piernas inquietas, tienes puntos gatillo.
• si tus dientes duelen, tienes puntos gatillo.
• si tus entrenamientos han tocado techo, tienes puntos gatillo.
• si tienes menstruaciones dolorosas o el síndrome del intestino irritable, tienes puntos gatillo.


Simplemente frotando la superficie de la piel con una pomada de masaje o usando calor no combatirás el efecto de un solo punto gatillo. Lo que necesitas es una profunda presión sostenida en la "zona de nudos activos." La idea básica es simple. En primer lugar, un punto de activación es sólo del tamaño de un grano de mostaza, una de la más pequeña de todas las semillas. La idea es realizar una presión sostenida sobre el área durante un período de tiempo determinado y con una técnica especifica. La digitopuntura es una de las técnicas que mejor resultado está teniendo en el tratamiento de los puntos gatillo. A medida que trabaja el punto gatillo, tu cuerpo será sometido a la liberación de tejidos blandos, lo que permite aumentar el flujo sanguíneo, la reducción de los espasmos musculares, y la ruptura de tejido cicatricial. También le ayudará a eliminar cualquier acumulación de residuos metabólicos tóxicos.
Su cuerpo también se someterá a una liberación neurológica, lo que reduce las señales de dolor al cerebro y restablecimiento del sistema neuromuscular para restaurar su función. En otras palabras, todo volverá a funcionar como debe.
¿Cuánto tiempo se tarda en obtener alivio?
La cantidad de tiempo que se necesita para liberar un punto de activación depende de varios factores, uno de los cuales es la antigüedad del punto gatillo así como la cantidad de puntos gatillos existentes. Pero algo esencial es la eficacia del tratamiento que se reciba. Por ello es esencial que decidas ponerte en manos de un terapeuta con éxito reconocido. Ello influirá directamente en el tiempo necesario, frecuencia de las sesiones y calidad del resultado.